Multimedia   |  image



Sandy Rivera, estudiante de tercer año en IUPUI, es original de Matamoros, Tamaulipas, México. Fue traída a los Estados Unidos cuando tenía 4 años. Ahora con 20, ella estaba devastada al escuchar el anuncio del Presidente Trump sobre DACA pero Rivera aun dice que mantiene las esperanzas. “Esto no me va a detener de continuar intentando,” ella dijo. “Estoy utilizando esto como una motivación para intentar más fuerte. Mucha gente piensa que estaremos en las sombras pero no será así. Quiero usar lo que pasa para educar.”

Sandy Rivera, estudiante de tercer año en IUPUI, es original de Matamoros, Tamaulipas, México. Fue traída a los Estados Unidos cuando tenía 4 años. Ahora con 20, ella estaba devastada al escuchar el anuncio del Presidente Trump sobre DACA pero Rivera aun dice que mantiene las esperanzas. “Esto no me va a detener de continuar intentando,” ella dijo. “Estoy utilizando esto como una motivación para intentar más fuerte. Mucha gente piensa que estaremos en las sombras pero no será así. Quiero usar lo que pasa para educar.”